Reseñas restaurantes

La Chipilona, algo más que cocina del mar

Emergiendo recientemente entre los restaurantes de la zona Diamante de Acapulco, se encuentra un lugar que desde nuestra primera visita se ha convertido en una parada obligatoria para propios y turistas: La Chipilona.

Aunque la palabra chipilona nos recuerde a alguien que está nostálgico, triste y necesita mimos, apapachos y abrazos, este lugar está hecho para hacerte sentir todo lo contrario; te consentirá con su servicio, te alegrará con su ambiente y sus tragos, y te dará apapachos con cada uno de sus sabores y recetas que guardan dentro un toque especial que, para ser honestos, se convierte experiencia muy deliciosa y tropicalizada al contexto acapulqueño.

Torre de mariscos
Omar López / MMMG

Pero ¿qué es lo qué hace diferente a la Chipilona de los otros restaurantes de mariscos en una ciudad como Acapulco? Para ser honesto, más allá de su servicio o de su ubicación, el sabor de los platillos de este lugar es su sello personal, el mismo que está hecho para hacerte regresar por un taco de pescado más, un pulpo enamorado, o uno de sus cocteles a base de mezcal.

Coctel La Consentida
Omar López / MMMG

En su menú podemos encontrar una diversidad de pescados y mariscos preparados de diferentes formas que suenan tan deliciosos que podrían hacerte dudar por dónde empezar si es tu primera visita -una situación por la que todos pasamos- pero una buena opción para poder conocer y adentrarte en el sazón de la casa es la Tostada Chipilona, la cual está elaborada con camarones y pulpo sobre guacamole, o también otra opción increíble y que además hará estremecer tus papilas gustativas con cada mordida es la Tostada de Marlin, la cual es tan exquisita que no podrás resistirte a pedir una más. ¿Y con qué acompañarlo? Puedes pedir a La Chipil, una bebida que te recordará a la piña colada, pero con ingredientes anónimos que no pudimos descifrar y que son parte de los secretos de su cocina.

Tostada Chipilona
Omar López / MMMG

Un entremés recomendado por la casa y que personalmente es para valiente, son los aguachiles de la casa como lo es el Aguachile Chipilona, pero si buscas algo menos picante y con un toque de la Costa Guerrerense son los Camarones a la Diabla, que poseen un picor aceptable y ligero para poder disfrutar e identificar el sabor de la salsa en cada camarón. Y para poder sobrevivir al calor de los chiles, no cae nada mal uno de los cocteles de su barra como La Consentida, a base de pitahaya y mezcal o un clásico mojito para tener un golpe refrescante.

Camarones a la diabla
Omar López / MMMG

Una vez dentro del mar de sabores que La Chipilona tiene para ofrecer, las especialidades son platos que te entregarán su más pura esencia y que se llevan nuestras ovaciones. Primeramente el atún sellado con soya y ajonjí, que además de ser un plato visualmente sofisticado, es delicioso por donde comiences a probarlo, ya sea desde las verduras que lo acompañan, a las cuales les va muy bien el sabor ácido y salado de la soya del atún, o directamente por el atún, suave, consistente y cargado de sabor por el sellado. Otra de sus especialidades que merecen la pena reconocer es la Torre de Mariscos, que aunque este platillo esté disponible en otros establecimientos, la Torre de Mariscos de La Chipilona es un coloso pensado en las personas a las que les gusta compartir, cargado de mariscos que por más que le sigas rascando para servirte, seguirán apareciendo más y más; un platillo muy bien servido. Para acompañar estos dos platillos, un vino blanco para maridar el atún, o La Moradita, un coctel con mezcal quien tiene en sus ingredientes moras.

Atún sellado con soya y ajonjolí
Omar López / MMMG

Y para cerrar una buena comilona, no puede faltar un buen postre, y La Chipilona tiene la forma de complacernos ofreciéndonos seis diferentes postres, entre los que queremos destacar a los puffers, que vienen acompañados de helado de vainilla y que además vale mucho la pena romper la dieta por uno de estos; de igual forma, si deseas algo más clásico, la tarta de manzana con helado de vainilla es un postre ideal para poder terminar felizmente con esta experiencia y prepararte para ponerte realmente chipi si no regresas nuevamente a este restaurante a probar tus platillos favoritos.

Tarta de manzana con helado de vainilla
Omar López / MMMG

La Chipilona se encuentra ubicada dentro de Multiplaza Diamante, local 3, entre Restaurante Toks y Banorte en la zona Diamante de Acapulco. Cuentan con un salón con aire acondicionado para aquellos que quieren evitar el calor, además de su terraza al aire libre. Y si eres de los que no les gusta ni el pescado ni los mariscos, también tienen un menú especial para ti, ¡Que eso no sea excusa para no visitar a La Chipilona!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s