Reseñas

El Almendro, un apapacho con comida casera y ambiente familiar

Este restaurante procura que cada uno de sus visitantes puedan tener una experiencia muy íntima y hogareña; una vez que lo pruebas, siempre regresarás otra vez.

Dentro de todos los rincones de Acapulco, se encuentran escondidos muchos lugares que albergan lugares discretos y acogedores en donde comer en colectividad se resignifica. Tal es el caso de El Almendro, un restaurante que ha logrado convertirse en un espacio ideal para convivir en familia en un espacio tranquilo y privado.

Ubicado en Hornos Insurgentes, muy cerca del reconocido colegio La Paz, este restaurante ha logrado transformarse poco a poco hasta convertirse en lo que es. Comenzado como un espacio donde la venta de tortas y jugos era algo común en el día a día, las ganas de expandirse y crecer en diferentes sentidos, los motivó a iniciar como un restaurante con un menú más amplio, elaborado y pensado en las familias acapulqueñas.

El nombre de este restaurante no es casualidad. En su entrada, da la bienvenida un enorme árbol de almendra (Terminalia catappa); árbol que es muy característico de Acapulco y el cual es herencia del intercambio cultural que existió en América y Asia durante los viajes del Galeón de Manila, al igual que el tamarindo y el mango.

Algo que puedo decir de este lugar es que, desde la entrada se puede percibir el ambiente hogareño y servicial. El espacio es propicio para sentir que se está comiendo en el patio de algún amigo o familiar; desde que pisas sus instalaciones, la experiencia que te harán vivir será como si estuvieras en casa y procurarán que tu estancia sea muy agradable en cada uno de los detalles.

Pasta fettuccini poblano en El Almendro. Acapulco.
Pasta poblana. Foto: Héctor López – MMMG.

Dentro de su menú cuentan con una gran variedad de opciones para elegir; ya sea en el desayuno o en la comida, tanto chicos como grandes tienen diferentes alternativas para escoger lo que más les guste. Es de reconocer que este restaurante es de esos en los que, cualquiera que sea la opción que pidas, no te decepcionará para nada.

Si la opción es desayuno, se puede escoger entre los clásicos chilaquiles, omelettes o huevos al gusto. Sin embargo, tengo que decir que los huevos montados fueron mis favoritos en esta ocasión. Estos huevos son dos panes debidamente dorados, sobre los cuales se colocan dos huevos estrellados con la yema aún tierna. Y si bien hasta aquí podría parecer simple, la sorpresa es que estos huevos, que están encima de las piezas de pan, son bañados en mole y decorados con cebolla y ajonjolí; es una opción verdaderamente deliciosa e imperdible en tu visita a El Almendro.

Además de estos huevos, se encuentra disponible el omelette de rajas poblanas, el cual va acompañado de frijoles refritos. Es una combinación un poco «no común», pero que aporta ambos aportan un sabor increíble que otorga tener la sensación de estar comiendo verdadera comida casera, como esa que nos permite transportarnos a nuestra infancia, con nuestras abuelitas en un domingo por la mañana.

Para la hora de la comida existe la opción de escoger diferentes platillos entre los que se encuentran milanesas, carnes a la plancha, ensaladas, hamburguesas, pastas y cortes de carne que pueden ser preparados a la parrilla en el momento. Algo que puedo recomendar, sin lugar a dudas es su pasta poblana, la cual consta de fettuccini que es bañado en una salsa propia de la casa y en la cual predomina el sabor del chile poblano, con una consistencia cremosa que le va perfecto al tipo de pasta; se acompaña con un poco de pollo a la plancha, queso parmesano y pan de ajo.

Camarón enamorado en El Almendro. Acapulco.
Camarón enamorado. Foto: Héctor López – MMMG.

También puedo recomendar el pepito de arrachera y la hamburguesa angus, que a pesar de ser un común dentro de múltiples restaurantes en todo Acapulco, en El Almendro le proporcionan su toque especial, casero y le integran los ingredientes característicos de sus recetas que, a pesar de que puedan comer esto en muchos lados, una ves que prueben estos dos platillos en este restaurante, se darán cuenta por qué es necesario probarlos aquí.

Y si el antojo de comida de mar se encuentra presente en tu visita, puedes pedir un camarón enamorado, algo así como el primo del pulpo enamorado, en donde se sustituye el pulpo por camarón, dándole un sabor diferente, una textura distinta, pero no por eso menos delicioso. Asimismo cuentan con los tacos de pescado, hechos con tortillas fritas que son untadas con guacamole, en donde se coloca el pescado rebosado y se decora con cebolla encurtida; realmente un manjar para aquellos amantes de los mariscos.

Taco de pescado en El Almendro. Acapulco.
Taco de pescado. Foto: Héctor López – MMMG.

Puedes encontrar a El Almendro de martes de domingo de 9 de la mañana a 5 de la tarde; a excepción de los jueves que cierran un poco más tarde, a las 7 de la tarde. Sin embargo, muy pronto extenderán su horario, así como su menú, para ofrecer la experiencia de estar como en casa en cada visita. Se encuentran ubicados en el Cerro de las Campanas 91, fraccionamiento Hornos Insurgentes; como referencia, la calle es la que conecta Monte Blanco con Monte Azul, ingresando entre Suites Angelópolis y El Cole Montessori.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: