Restaurantes

Las Gaviotas 2, el lugar en donde el Pescado a la Talla se reinventa

Playa Bonfil es uno de los paraísos gastronómicos de Acapulco. Ahí se escriben muchas historias y se cocina con el corazón que sabe a mar; de la misma forma que ha sido un refugio donde se ha gestado y preservado la mítica receta del pescado a la talla.

La historia de Playa Bonfil se ha escrito a través de los años desde principios de los 90s y hoy es un lugar que ofrece muchas alternativas para disfrutar deportes como surf, cuatrimoto y una extensa gastronomía, además del desarrollo de hoteles para recibir a miles de visitantes cada temporada.

Uno de los primeros restaurantes que se asentaron en esta zona del puerto fue Las Gaviotas, en aquel entonces atendido por Don Abel Delgado Campos (Don “Paco” como le decían de cariño) y la Sra. María Canales quienes iniciaron en la industria hace 40 años.

Después de la muerte de don Abel, han sido sus familia quienes han mantenido el sabor y la tradición de “Las Gaviotas” para seguir brindando una opción más a las nuevas generaciones que llegan buscando la brisa de las olas y el sabor de sus mariscos junto al mar, estando al frente de “Las Gaviotas 2”, Acela Delgado y Sergio Mejía; Abel Delgado, hijo de Don Abel, al mando del primer restaurante de Las Gaviotas que también está en Bonfil; en Cuisillos Jalisco, con Adriana Delgado; y Samantha Mejí, al frente de Puerto Peñasco,

Para seguir leyendo: Un kilómetro de sabores y fiesta ofreció el 9º Festival del Pescado a la Talla

Y es de decir que este restaurante se ha expandido hasta por diferentes puntos de la costa del Pacífico, siendo una de las mejores razones para trasladarse a la playa Bonfil a probar el pescado a la talla en sus distintas versiones.

Otra opción de los platillos que se tienen que saborear cuando uno visita Las Gaviotas es la famosa “botana 118” que debe su hombre a la tripulación 118 de Aeroméxico que en los 80s hacia su escala en Acapulco y aprovechaban para comer. Se trata de una botana bien surtida que incluye: sopes, empanadas, camarón al mojo de ajo y pulpo a la diabla acompañados de ensalada.

Las Gaviotas sigue gracias a la visión y el amor que ha unido a la familia que ha procreado don Abel, quienes han sabido mantener bien atendidos a todos sus comensales, conservando el sabor de todos sus platillos a través de los años y logrando expandir estos sabores hasta otras partes del país.

Si a tu tarde de mariscos frente al mar le quieres añadir buena música, Las Gaviotas 2 es excelente opción pues Michel López y su “explosión sonera” te pondrán a bailar al ritmo de la música cubana todos los fines de semana.

La innovación siempre ha sido parte del crecimiento de las Gaviotas 2, logrando que cada receta tenga su toque muy particular, y que cada cliente que los visita se lleve una experiencia memorable.

Las Gaviotas 2 se ubica en la Avenida Costera Benito Juárez, playa Bonfil:

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: